Bom Jesus do Monte (Braga). El corazón de Portugal.

Érase una vez Braga, la ciudad más antigua de Portugal, y la tercera más poblada, después de Lisboa y Oporto. Tambien conocida como la ciudad de los arzobispos o  la Roma portugesa, tiene tantas iglesias como jardines de flores, concentrados en el pequeño centro historico alrededor de la catedral de la ciudad (s.XIX). Cuenta con una gran universidad (Universidad de Minho), aumentando el porcentaje de gente joven entre sus habitantes.




Y érase una vez Bom Jesus do Monte, uno de los lugares mas bonitos que he tenido la oportunidad de visitar.


                            


Braga está rodeada de montes y en uno de ellos se encuentra este monasterio de inigualable belleza. Su caracteristica más llamativa son las escaleras de mas de 116 metros de desnivel que nos ayudan a llegar a la iglesia del Bom Jesus.


                         

A pesar de su reclamo turistico y llegada continua de peregrinos, en el monte y sus alrededores solo se respira tranquilidad. A parte de la Iglesia (de 1373), en lo alto de la colina solo se pueden encontrar un par de hoteles perfectamente mimetizado con la naturaleza del monte, una sala de conferencias que respeta la arquitectura barroca típica portuguesa, una pequeña terraza con vistas a toda la ciudad de Braga (¡atardeceres de película!) y unas grutas sorprendentes.

Aqui os dejo unas fotos, porque es uno de esos sitios que no se pueden describir con palabras. Hay que verlo. Y sentirlo. Y respirarlo.








Es un lugar perfecto para desconectar unos días, descansar, correr por la motaña, trabajar al sol y reflexionar sobre el sentido de la vida. Si bien puede llegar a resultar un poco solitario si vas con ganas de dinamismo e interacción cultural, desde luego los paisajes despìertan en cualquiera un profundo sentimiento de armonía con el entorno y fusión con la naturaleza.








                                                   Paz, tranquilidad y belleza

Loulou :)

Comentarios